66 puñaladas y un balazo al corazón de la libertad.

Alerta del frente de damas indignadas con todo lo que haga el gobierno.

Como otra muestra más de mi sacrificada lucha en defensa de la libertad, desde mi lecho y todavía sufriendo los estragos de un cuasi mortífero soponcio, tecleo estas líneas para levantar la voz contra la última afrenta de este rrrégimen que, al parecer, cree que puede hacer lo que le da la gana, cuando todos sabemos los únicos que podemos hacer lo que nos da la gana somos la gente decente de este país.

De madrugada, a la hora en que roban los malandros, cuando los antros de los bajos fondos capitalinos están en pleno apogeo, durante esas horas en que la oscuridad cobija los más oscuros acontecimientos, justo a esa hora, el autócrata Castro-fraude-en-el-referendum-Evo-farc-comunista, nos inventa y nos decreta 26 nuevas leyes sacadas de yo no se dónde.

La verdad es que si sé de donde las sacó: las trajo de La Habana como siempre. Pasando por las selvas colombianas, por el afligido Ecuador, por la oprimida Bolivia, por la desorientada Argentina, esas leyes han hecho un periplo sórdido. El petrodictador pupilo de Fidel antes de asestarnos las 26 puñaladas habilitantes, se aseguró de comprar conciencias en el resto del continente para que no hubiera una sola voz que se alzara en defensa de la legalidad.

Tapadas todas la bocas con un bozal bituminoso, nos amarga otro despertar con el anuncio de que, en el último momento, cuando ya casi empezábamos a respirar medio aliviados, había decidido asfixiarnos con esas 26 obscenidades que ellos catalogan como leyes.

No me pregunten, mis aturdidas compañeras de tea parties, cuál es el contenido de ese mamotreto antidemocrático porque, como ya deben saberlo, me niego a leer cualquier bodrio que salga de Miraflores. Lo que si les puedo asegurar es que su contenido es tan macabro que la sociedad civil, aún sin conocerlo, con su fino instinto para detectar atropellos a la libertad de explotar al populacho, la rechaza con firmeza. Claro que la mayoría de la sociedad civil está de vacaciones y es por eso que la marcha de el sábado no fue como esperábamos.

Para colmo de males, no contentos con este golpe bajo, nos propinan otro de igual o mayor intensidad: inhabilitan a Leopoldo y a Enrique, porque los demás nos importan un comino, pero nuestros más encumbrados líderes han sido vilmente excluidos del simulacro de juego democrático que esta gente quiere montar el próximo 23 de noviembre.

Inhabilitados, habilitanteados, esto es más de lo que un corazón de siete estrellas puede soportar.

En mi lecho de soponcio estaba, los signos vitales apenas daban señales de vida, cuando en la pantalla de globovisión apareció el vice presidente diciendo, con un cinismo nunca antes visto por mis ojos verde agua, que él no entendía cual era el escándalo por esas 26 leyes si en realidad no eran veintiséis sino sesenta, oigase bien, sesenta y seis leyes que el inquilino de Miraflores había aprobado con su poder habilitante.

Sesenta y seis puñaladas para este corazón sofocado por la tiranía.

Por eso, desde aquí invoco la ira de mis damas indignadas y urjo a que marchéis hasta el fin del mundo de ser necesario. Pedidle a vuestras cocineras que os ubiquen vuestras cacerolas, tenedlas a mano para abollarlas con furia. Quemad chaguaramos, setos de azaleas y rosales, cuidado, no queméis a Manuel Rosales en medio de la confusión. Cread el caos en cada rincón, pedidles a vuestros choferes que se paren mañana a las doce en medio de la calle, mañana, pasado y el miércoles también. El jueves no porque es el baby shower de Fefi y ya saben como está de llorona con esto del embarazo… Haced temblar los débiles cimientos de este rrrégimen bananero mientras yo, vuestra presidenta, me recupero.

Es cosa de vida o muerte, ¿O es que acaso creen ustedes que tanta indignación no nos produce envejecimiento prematuro? Miren a Mariyoyi, está decrépita.

Multipliquen sesenta y seis leyes y una inhabilitación por patas de gallo. ¿Acaso necesitan más motivación?

Adelante mis bellas y refinadas damas, adelante la recuperación de nuestros saqueados privilegios depende de ustedes.

Moribundamente,

Marifer Popof.

Presidenta del frente de damas indignadas con todo de que haga el gobierno.

Anuncios

5 comentarios on “66 puñaladas y un balazo al corazón de la libertad.”

  1. anonimo dice:

    carola esta brava en mi tierra se dice emberracadapilas escondanse o paguen escodederos a $1 porque con ese llamado cualquiera sale a las calles lo mejor es hacerle casode colombiacamilo

  2. Hola amiga cómo siempre sacándole la esencia al jugo,Abrazos y saludosCarmen Elena Ochoa

  3. carmeneochoa dice:

    Hola amiga, como siempre sacándole la esencia al jugo,abrazos y saludos,Carmen Elena Ochoa

  4. Anonymous dice:

    Marifer, aqui te comprendemos tanto!! está lleno de negros peronistas, que no desvian su mirada ante la vista de gente como uno!! esa gentuza de baja ralea no tiene respeto ni siquiera a su plebeya presidenta K , son capaces hasta de criticarla sin siquiera salir a las rutas con su 4 x 4 como nosotros la gente de campo, imaginese Marifer!!!! hasta tienen un personaje ficticio que de tan negro se hace llamar alquitrán , debe ser otro indio como el Morales ese!!!Lic. Eugenio Jaime Jorge Rafael del Campo Uriburu Berrechea.

  5. Carola dice:

    No me diga? Y yo que creía que en Argentina todos eran rubios como yo!!!Voy a deprimirme un rato pero volveré más indignada que nunca!Que horror!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s