Chantaje chic

 
AVE_22386_el_rico_y_el_pobre

Últimamente nos ha tocado ver algo novedoso, diría yo, inédito: Los sifrinos preocupadísmos por los pobres que están pasando roncha. Sí, resulta que ahora sienten empatía por los mismos que ellos llaman niches, pelabolas, negros, desdentados, monos. Por los mismos que no dejan entrar en sus discotecas, haciendo efectivo el torcido derecho de admisión. Preocupados por esos que encienden las alarmas de pánico si se les ocurre caminar por las calles de alguna urbanización chic, porque esa vaina es sospechosa, “un niche por esto lados, algo estará buscando, y no precisamente una dirección. ¡SOSVenezuela!”. Por los mismos que no deben juntarse con sus hijos, porque uno no sabe qué malas mañas y qué microbios tenga esa gente. ¡Por ellos están preocupados!

El sifrinaje hace rato agotó el recurso de la hipocresía. Es que con la llegada de Chávez, el desprecio a los pobres se quitó la careta, porque esos malditos monos pusieron y mantuvieron en el poder al teniente coronel, decían arrastando las sílabas, para que quedara claro el desprecio a su rango. Se les acabó el poquito de pudor que tenían y el racismo que practicaban gozosos a puertas semi cerradas, se desbordó convertido en una declaración política y de paso, en un símbolo de estatus, distancia y categoría, you know…

Entonces la señora de servicio a la que querían “como parte de la familia”, aunque comía sola y de píe en un rincón de la cocina, luego de servir a los  “parientes” que le pagan su sueldo, se convirtió una posible espía infiltrada de los círculos bolivarianos. Lo mismo que el jardinero, el conserje el mensajero… ¡Malditos todos, negros de mierda! Júrame que no eres chavista o te quedas sin trabajo. Ok, señora, no soy chavista… (pero el voto es secreto)…

“Muertos de hambre, lambucios que se venden por un bollo de pan y una carterita” –dijeron cuando los pobres pudieron comer. Furiosos, intentaron sacarles de nuevo la comida de la boca, una y otra vez. Y cada vez que el gobierno chavista les reventó la maniobra, llovieron los pretendidos insultos a contra quienes llevaron la comida al pueblo: ¡verduleros, “carniceiros”, vende pantaletas!. Porque, claro, también vender verduras, carne, pantaletas, o sea, ser comerciante, es una vaina degradante, y por supuesto, niche.

Lo tragicómico es que hubo -y hay- verduleros, carniceros y vende pantaletas, que creen que la cosa no era con ellos sino con los que son más negros, los que tienen el pelo más chicharrón; y se unieron al club del deprecio, porque esa gentuza quiere tener derecho a comer barato, quieren que uno los mantenga, cuando lo que tienen que hacer es trabajar para que puedan pagar los precios del mercado y bla, bla, bla…

Los defensores del derecho de los empresarios a chupar dólares baratos del Estado y convertirlos en fortunas en el mercado negro. Los apóstoles de dólar today,  Los que celebran sus arbitrarias subida como victorias políticas, ¡y va a caer, y va a caer…! Los que se frotan las manos cuando baja el petróleo, “ahora vamos a ver cómo carajo va a a hacer Maduro sin ese chorro de dólares”. Esto a la vez que le exigen al gobierno que entregue dólares a empresarios millonarios porque ellos, pobrecitos, sin la teta del Estado, no pueden producir un poquito para Venezuela y usar el resto -¡y vaya resto!- para construir un emporio en el país de al lado, o en de más arribita, para que después decirnos: ¿Ves? Allá si hay harina Pan.

Los que convirtieron al que dijo “Yo especulo, pero doy empleo” en héroe en el exilio. Los que sostienen que el que pone los reales se merece la mayor tajada. Los defensores el derecho al lucro con el trabajo ajeno; ellos, los artífices del hambre, pretenden convertirse en la voz de los que no tienen qué comer. Un poquito más de cinismo sádico y me desmayo…

Y ahí van, declarando emergencias humanitarias que abran paso a verdaderas tragedias intervencionistas. Ahí van, con la barriga llena, sin corazón contento, atacando a los CLAP como han atacado venenosos cada política que llevara bienestar al pueblo. Ahí van, con su agenda oculta, con sus palabras vacías, con su mal fingida preocupación por quienes históricamente han despreciado.

Eso sí, ni una sola propuesta. Solo la confesión abierta del chantaje al que pretenden someternos cuando afirman, con sus caras tan lavadas, que la solución está -¡abracadabra!- en el “cambio”.

 

Anuncios

6 comentarios on “Chantaje chic”

  1. JOSEFINO dice:

    Bueno….también algunas personas, caramba…. quieren ser así como esos sifrinos, chic pues….entonces se arriman….Este fin de semana estuve en Rio Chico y estaban los militantes de Primero Fascis…digo Primero Justicia en su “validación” y habia un 90% de afrodescendientes con sus franelitas amarillas gritando consignas y recordé una anécdota de unos veteranos de Playa Girón que cuando entre los centenares de invasores que capturaron en la ciénaga vieron a un afrodescendiente exclamaron entre risas “oye mulato….pero que tu está defendiendo chico….óyeme que clase e’come mierda tu ere…”. También visité dos panaderias(no compré en ninguna), en una las canillas las vendian en Bs. 750, en la otra en 1.200….y ví gente que compró, e iban comiéndose el Pan por la calle, que parece ser la nueva moda, como que da caché, en Caracas pasan tres horas haciendo una cola en la calle para comprar Pan y cuando al fin tienen la bolsa en sus manos, necesariamente sucias, empiezan a arrancarle pedazos al Pan y comérselo con tal afán que parece que sí…los escuálidos tienen razón….”hay hambre y crisis humanitaria….no esperan a llegar a su casa, lavarse las manos y compartir el Pan con su familia porque no tienen casa ni familia….ni modales de Manual de Carreño….”….son incapaces de comprender misericordiosamente que el Pan recién horneado es irresistible y pierde esa “frescura calientica” (perdón por el oxímoron) un rato después….

  2. JESUS dice:

    Yo le agregaría a esos que nombra Carola: A los que recibieron su vivienda en la GMVV y luego colocaron un afiche de Capriles; a los que recibieron su carro Cherry y salieron a caravanear a favor de la MUD en las elecciones de Diciembre (la de la Asamblea). Porque asi son ellos: Desprecian y menosprecian al populacho y a todo lo que huele a pueblo, pero no desaprovechan ni una sola oportunidad de obtener y aprovechar cualquier beneficio, porque ese es su derecho como ciudadano, que le corresponde y que es asi; pero no es lo mismo cuando son los de a pie los que reclaman su derecho; por ejemplo prestaciones sociales.

    Lo mas triste de esta realidad, para mi es esta frase: “que creen que la cosa no era con ellos sino con los que son más negros, los que tienen el pelo más chicharrón; y se unieron al club del desprecio” porque estos son las mas manipulables, los mas débiles en ese circulo. Recuerdo mucho a una conocida de la Universidad que tenia un grupo de “amigos” pero que a sus espaldas le decían la tierrúa y por supuesto ella le decía tierrúos a los otros.

    Ahora pretenden ser nuestros protectores…. ujum..yo te aviso!!

    Pero también está el otro caso, ese de los que se fueron pa’ Nueva York a cargas cajas y están regresando, muy de a poco y muy en silencio… a ver que hacen de nuevo por aca. Bueno ya al menos traen las tablas en la cabeza jejeje… ojala sepan utilizarlas y comprendan de una vez por todas, que son ellos las reales victimas de su propio autodesprecio.

  3. Vladimir dice:

    Y….también, este domingo estuve viendo la inscripción para el carnet de la Patria,en el Luis Beltrán Prieto de la Rómulo Gallegos,Edo.Miranda, me acerqué a preguntar y según estaban haciendo listas porque sólo era los de la Urb.Montecristo (la inmensa mayoría votó por la actual Asamblea) que se estaba haciendo ese operativo allí. Esos y esas que miraban con desprecio a los que de esa zona no pertenecían a su status. Claro, luego de recibir a los listados el día anterior, recibieron a cerca de 200 ‘listados’ y los demás en blanco. Deseosos de ser privilegiados hasta en que desprecian como el mencionado carnet.

  4. Dama dice:

    Con honestidad ninguno de los 2 grupos son protectores del pueblo ya. Mientras regalan comida a Perú que entiendo la grave situación que están pasando por las lluvias e inundaciones, aquí hay gente que de verdad está pasando hambre. Los he visto buscando en containers de basura, a veces personas mayores, otras veces parejas jóvenes, algunas veces familias completas como en las adjuntas. Por mi ciudad he visto niños que esperan a las afueras de los negocios que venden verduras o pollo y se ponen a buscar entre los restos de las bolsas y se reparten lo que encuentran entre el grupito. Salen después de las 5pm. En los Teques donde el alcalde es del gobierno pero bien escoñetada que tiene la bendita ciudad. Que la gente se va comiendo el pan por la calle? Con las manos sucias? Pues si porque ahora uno casi no sabe lo que es un pan. Y al comprarlo uno le provoca es saborearlo de inmediato. Yo no tengo ahora ni idea de lo que es un pan, tengo siglos que no lo compro ya sea porque te quieren sacar los ojos, porque haces la cola y no llegas a la cantidad que sacaron o porque simplemente no hay. Porque aquí en esta ciudad las panaderías hacen lo que se les da la gana con la gente. Y así muchos otros negocios. Una cuerda de ineptos son ambos partidos políticos. No sirven para nada.

    • Carola Chávez dice:

      Este comentario da para un artículo completo, pero solo me voy a referir, por ahora, al “ninguno de los lados” tan hipócrita y tan mal disimulado. Resulta que Los Teques es la CAPITAL del estado MIRANDA, estado que gobierna, o debería gobernar, Capriles Radonski, pero el que la tiene “escoñetada” -dice la Dama que dice containers- es el alcalde chavista, que por cierto, es un tremendo alcalde. Así son…

      Lo del pan con las manos sucias y todo lo demás, se lo dejo a la Kiki

  5. Omar E. González R dice:

    Saludos Carola. Mis mejores deseos para ti y los tuyos. De pronto me nació la necesidad de comentar lo tanto que me entretiene leer tus escritos. Y es que esa acertada e incisiva mordacidad tuya, me divierte muchísimo. Ahora bien, cuando me iba deslizando al final de la pagina para escribir un saludo, estuve leyendo los comentarios hechos por algunos lectores. Debo decir, que quede un poco sorprendido. Me parece curioso, por decir lo menos, como cada persona condicionada la interpretación de algo, a su visión de la situación del país. La distorsión económica que padecemos, al parecer esta impulsando la disociación psicótica a niveles alarmantes. Se difumina lo bueno y lo malo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s