Desgarradora crónica tecnohipcaribepop

El heroísmo de la pequeñas cosas, del individuo que desafía la adversidad, de la suma de individuos que logran gestas históricas. La historia cotidiana que se hace épica. Eso es lo que vivió Caracas el pasado 15 de octubre, cuando más de cinco mil valientes, en medio de una crisis humanitaria, sacrificaron la posibilidad de comprar los pocos alimentos que quedan en el país, para adquirir entradas para el concierto de Nicho y Chacho.
Para ser parte de esa noche memorable, tal como nos relata en una sentida nota periodística publicada en distintos medios, un pobre joven venezolano tuvo que pedir parte de su fideicomiso “para completar para la entrada VIP. Uno tiene pocas distracciones acá, así que hay que aprovechar cada vez que se pueda“. Para un alma sensible, leer esto y no poder contener el llanto y hasta la indignación es la misma cosa. No puede ser que este gobierno nos haya llevado al extremo de que un pobre muchacho tenga que usar sus ahorros, poniendo en jaque su futuro, para completar los más de doscientos mil bolívares que costaron las entradas para él y para su amor, todo por un ratico esa alegría que la dictadura les niega. 
O como la responsabilísima madre, que declaró al mismo medio, que había cambiado sus tickets de alimentación para comprar dos entradas “Cada una me salió en veinte mil y pico de bolívares, que ahorita no es nada, si te pones a ver. Eso te lo gastas en un fin de semana…” Una abnegada mujer para quien cuarenta mil bolívares “no es nada”, son solo burusas que uno se gasta cualquier fin de semana. Una pobre mujer que entrega sus tickets de alimentación, sabiendo que ella y su hija lo pagarán con hambre, todo para ver a sus dos ídolos y corear con ellos canciones libertarias. 
Chacho, el líder de la banda y nuevo líder político de la oposición, sabía del sacrificio de sus seguidores y les dedicó unas conmovedoras palabras: “Pagaron bastante real. Para nosotros significa mucho que ustedes hayan hecho el esfuerzo de venir. Tenemos dos conciertos más y están agotados. Eso es un récord para cualquier artista. Los agradecemos de corazón”. “Pagaron bastante real” hasta agotar las entradas no solo en Caracas sino en otras dos ciudades, tres conciertos “sold out” -como dirían en Miami- en medio de una crisis humanitaria. Conscientes de la situación que ahoga al país, Nicho y Chacho, firmes con sus convicciones, cobran “bastante real” porque hacer lo contrario sería caer en esa regaladera que el chavismo disfraza de solidaridad. Si esto no es heroica resistencia, ¿qué lo es?.
Para ver el concierto, no solo “pagaron bastante real”, también desafiaron a la noche caraqueña, ese manto de oscuridad y terror que impuso un toque de queda no declarado, que obliga a la gente a encerrarse en sus casas desde el ocaso hasta el alba, que mejor llamamos amanecer porque hasta la palabra alba nos la robó el castro chavismo… Y por esa sola noche el cielo caraqueño se iluminó, no solo con los coloridos focos, los láser y el show de pirotecnia que trajeron los artistas, sino con miles de pantallas de teléfonos de última generación que grababan ese paréntesis de felicidad que los cantantes nos vendieron por el equivalente a no sé cuántos salarios mínimos, porque así contamos los precios de todo lo que es carísimo, para que quede claro que este gobierno, con ese sueldo de miseria, no le permite a los pobres disfrutar de lo que nos brindan nuestros más brillantes talentos.
Y no se trata solo del disfrute, sino de iluminación democrática, porque Chacho, entre éxito y éxito, lanza demoledores discursos que la dictadura no quiere que los pobres escuchen, no vaya a ser que terminen también coreando ¡y va a caeeeeer, y va a caeeeeer, este gobierno va a caeeeeer! como lo hizo la valiente y selecta multitud que, con las uñas, sorteó la inclemente crisis y dijo presente, para escuchar la voz de la esperanza a ritmo de tecnohipcaribepop -o algo así que suene nice- y para plantarle cara a Maduro, a precio VIP, desde la terraza del CCCT.    
Al final de la noche, los asistentes al concierto hasta se atrevieron a comerse una arepa en la Principal de las Mercedes, disfrutando por primera vez de aquello que les cuentan que hacían sus padres allá ellos en los seguros años ochenta y noventa, cuando eran felices y no lo sabían, cuando en este bello país todos éramos hermanos y uno podía comprar de todo porque no había hambre, ni pobreza, y los pobres no eran unos resentidos como ahora, sino que sabían perfectamente cual era su lugar, que por cierto, no es el Palacio Presidencial.

Anuncios

4 comentarios on “Desgarradora crónica tecnohipcaribepop”

  1. juan bolivar dice:

    `¡Hola Carola! Al comenzar a leer tus comentarios,iba a pasarlo por alto,pero al continuar me di cuenta que son unas crítica constructiva para el colectivo,y en especial para los (as) opositores y compañía que se lamentan de la “dictadura del reeegimen”que no los deja respirar ni hay espacios para divertirse en toooda Venezuela. Felicito por tu agudeza de tus comentarios. Adelante camarada.

    ________________________________

  2. laura dice:

    Yo también confieso que al inicio de tu columna me sentí profundamente conmovida, sobre todo cuando te referías a las 5000 personas que hicieron un sacrificio como héroes para superar la crisis humanitaria, pero como siempre, me sorprendió mi carcajada al saber que te referías al concierto de esos individuos que lo que hacen es denigrar de este país cada vez que hablan en el extranjero…individuos fatuos que lo que aportan al “talento nacional” es prácticamente nada, con letras insulsas, repetitivas y la música ni se diga, debe dolerle la cabeza al Chancho, corrijo, Chacho cada que vez que (des) compone una pieza (dizque) musical…lo mejor es que las personas que pagan bastante real, lo hayan hecho para ver un espectáculo que seguro los dejó sordos, y es por eso que no escuchan ni racionalizan las cosas…de allí que debemos aprovechar ciertas situaciones en las que no haya mucho “ruido musical” para razonar en voz alta las cosas que están pasando y dejarles esas ideas a las personas para que en algún momento puedan comprender que simplemente son instrumentos que ciertos individuos utilizan inescrupulosamente para su propio beneficio, que lástima dan esos individuos que “pagaron bastante real” para ver a unos payasos que nisiquera gracia tienen…

  3. Lagunita Express dice:

    Chimbo y Rancho no se lanzan un concierto gratis para sus hambrientos fans ni que los elijan diputados con discurso escrito por ARS Publicidad y todo, o sea…Medio guariney Tongorocho…!

  4. blanca dice:

    excelente Carola, asi es mira en verdad estos personajes dan pena asi como esta misma oposición, la manipulación es terrible y cuando oigo a sus fans me doy cuenta la poca neurona que tienen y realmente son insoportables.Te comento que en una oportunidad me tope con el fulano chino un personaje que viene del barrio que no es criticable porque muchos venimos de alla y hemos triunfado, pero lo criticable es su poca humildad y me paso con mi hija que al querer pedirle un autógrafo fue tan CdSM que se lo negó por su narcisismo su grado de héroe nacional que pensaba que yo iba a permitir que mi hija se le humillase para una raya que le hiciera en un papel. Se nota que son producto de pura publicidad porque cuando hablan no tiene nada de neuronas funcionales y si es el personaje nacho me parece que tuvo delirios de héroe social y lo utiliza con buen marketing para que lo tengan como un salvador e ídolo en verdad no sigo su música y cada vez cuento lo mal que esta gente trata y que fans. asi que lo que se diga de estos personajes delirantes queda poco para lo que son una porquería.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s