Mi niña con alas de colores

 

Dani4

 

 

Hace trece años la desperté y le puse la batica a cuadros que se estaban poniendo esa mañana la todos los niños de su edad. Tenía tres años y mucho sueño. ¡Es tu primer día de cole! –le dije con una sonrisa temblorosa y un nudo en la garganta. Ella me miraba sin saber si alegrarse, sin saber qué esperar. Le esperaban años y años de colegio que se fueron volando.

Esa mañana se me hizo eterna. Caminaba por la calle sin la mano de mi niña tomando la mía, me faltaba su manita, me faltaba su manera de llenar mi tiempo, entonces el tiempo sin ella era soledad.

A la hora de la salida, yo fui el primer chicharrón. La maestra me la trajo con una sentencia: ¡Tu hija es una salvaje! Mi pequeña salvaje había pasado el día orbitando por un salón donde se hablaba un idioma extraño y la maestra no entendía que ella no pudiera entender.

¿Cómo te fue en el cole? –Silencio. Pasó muchos días sin querer hablar del tema. ¿Cómo te fue el el cole? – insistía en preguntarle, hasta que un día me respondió desde el fondo de su alma: “Patal”. Le iba fatal. Pensé que era una cuestión de adaptación y me propuse darle tiempo. Pensando que algo, aunque fuera una cosita, tenía que gustarle, le pregunté otro día: ¿Qué es lo que más te gusta del cole? Su respuesta fue inmediata: “Cuando me vienes a buscar”. “Un pajarito viene siempre a saludarme en la ventana y luego va a volar por el cielo” –Me contó una vez mi pajarito enjaulado. “Los conejos pueden ser de muchos colores” –Ese día tuvo que colorear un conejo obligatoriamente marrón. El cole no es para niños artistas, supimos. Entonces puse en su bolso creyones de contrabando para que pintara conejos color “comomedalagana”. Así fue cómo empezamos a contrabandear ideas. Empezó el proceso de resistencia al convencionalismo, el desaprendizaje, la defensa de su esencia. Ella iba armada con su libreta de dibujo. Ese ha sido su escudo y su remanso.

Dibujando contra viento y marea, llegó al bachillerato y lo pasó liso. Entre mil bocetos, las tres Marías fueron pan comido, sin angustias, sin desvelos… y yo que las había sufrido tanto. Mi niña fluía de un modo que hasta el agua le envidiaría. Mi niña de mirada siempre asombrada termina hoy el cole y el mundo, con todos sus colores, la espera para que lo pinte tal como su ojos asombrados lo quieran mirar.

Anuncios

9 comentarios on “Mi niña con alas de colores”

  1. maigualidars dice:

    Qué belleza la niña de ojos asombrados debe estar feliz siempre que su mama la busque para la libertad. Maigualida

    >

  2. Julio Fernández Baraibar dice:

    Te mando un besote, a vos y a tu niña alada

  3. Nubis Báez dice:

    Caramba Carola… Yo he pasado exactamente por lo mismo… Identificación total con tu historia porque así ha sido la mía con mis hijos…

  4. como la montas!!!! asumo que tu nena dibuja, o pinta . parece igual pero es diferente; alguien podría decir que tu cuentas cosas, y si te leyeran sin atención, solo cositas saldrían de allí.pero hay algo………un je ne sais quoi…………como me molesta la regla……. un venezolano ye ne se cua ….mas cristiano…suena como mas de estas costas( la costa esta a 1000Km de mi vida, tu la tienes a 50? o menos. me encanta. es terrible……porque parece tan banal………………………peo es tan profundo……………….como la montas!!!!!!

  5. Whelier Gil dice:

    Buen día. Excelente tu narración, una visión humana de una madre o padre q siente y padece el breve y largo camino de desprenderse y dejar recorrer por nuestros hijos la senda de la vida. Y no se pero como educador me pregunto cual era el aporte q hubo por una docente al inicio escolar de esa bebe y niña. Pero a la vez y reconociendo la inteligencia de la niña y su avance tan meritorio por el proceso escolar, q hubo buenos docentes q hicieron bien su trabajo. La madre con su naturaleza docente instruyó excelentemente su niña.

  6. Whelier Gil dice:

    Amigo lo felicito por su aporte q deja ver q todos domos humanos venezonolanos he inteligentes, nos apsionamos en otras cosas de la vida y nos dejamos llevar por cosas negativas. Si es de caballeros y de hombre honesto su nota.

  7. Sergio dice:

    Voy a tratar de ser sincero con su comentario me parece una autentica y aberrante mediocridad el tratar de ser lo que no se es usando seudónimos y tratando de ser anónimo hasta en una crítica destemplada y sin sentido

  8. Gerson Alberto Perez Ruiz dice:

    Carola: muy buen y excelente dìa, hasta hoy pude leerlo, te felicito por èste conmovedor y tierno regalo “Mi niña con alas de colores”, es muy importante darle su espacio a los hijos para que lo desarrollen a su gana y exploten sus talentos, lo digo con mi poca experiencia como padre, mi hija cumplirà el proximo 18 su primer añito de vida, en nombre de DIOS.
    siempre “Te leo”
    Cuìdate junto a toda Tu Familia.
    Muchas gracias desde San Cristòbal; Gerson Alberto Perez Ruiz.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s