Extraña cobardía

chavistas1203169

 

El 19 de abril, la MUD convocó a una gran marcha -¡ejem, ejem!- mejor un cabildo, sí, un cabildo abierto, una cosa más representativa de la fecha que se conmemora. ¿Qué se conmemora? –Preguntó Capriles, a quien nadie le para y se quedó con la duda forever, poniendo la torta a la hora de su brevísimo discurso cuando del 19 de abril solo pudo decir que “en este día de… este día de… bueno, esta fecha patria.”

Cabildo abierto en un sitio cerrado, convocatoria de esta extraña unidad que pone a Capriles a balbucear allá en la tarimita, mientras que afuera, los guarimberos leopolderos y los adecos cabilleros gritaban que no querían cabildo, sino que querían calle, ca-lle, ca-lle, “hasta que se vaya este gobierno”. Cuatro energúmenos que quieren calle pero no hallan como llenarlas porque ya casi nadie, por muy antichavista que sea, se emociona con esa “calle” que significa guarimba, encierro, encapuchados secuestrando sus propias urbanizaciones, y aquel humero, y aquella zozobra; hasta la Plaza Brión, eso sí, porque más allá está el abismo.

Como si los adecos y leopolderos no estuvieran afuera saboteando esa unidad que no se une ni con saliva de loro, tomó la palabra Chuo para hacer lo que hace Chuo: dar pena. Con cara de arrechito, se dirigió a los chavistas en lo que él considera un discurso de brazos abiertos, de hermanito vente para acá. Nos instó Chuo, desgañitándose y meneando amenazante sus dedos de topochos pasaos, a dejar la cobardía y a unirnos a la gran familia Polar, -perdón- la familia de la transición. Nos aseguró que no habría cacería de brujas cuando ellos tomaran el poder, pero eso sí, si saltábamos la talanquera, ya, antes de que se arme el zaperoco. Si no lo hacemos, si nos negamos a claudicar, lo que nos pase, bueno, ya no será culpa de Chuo porque él nos dio la oportunidad de correr hacia él como valientes gallinas traidoras. Guerra avisada…

Cobardes, nos llamó envalentonado a la sombra del Tío Sam. Cobardes porque no traicionamos nuestras convicciones, porque no renegamos de Chávez ni de nosotros mismos, porque no nos entregamos con la cabeza gacha, pidiendo perdón por haber luchado, porque no le ponemos al enemigo la papita pelada a cambio de que, un día, no vengan por nuestras cabezas. Extraña cobardía esta que no sabe vivir si no es luchando.

Anuncios

4 comentarios on “Extraña cobardía”

  1. Luis Alberto Alegria Fernández dice:

    Aquí seguimos, rodilla en tierra, bien plantaos, como botalón de acapro, pa demostrarle a mas de uno, que si hay chavistas pa rato. Bien Carola, siempre atentos a tus escritos, la lucha sigue, sin duda alguna, en el terreno que sea. Chávez Vive…

  2. jesus dice:

    carola, siempre te leo. Te escribo desde canada toronto. dont think im proud where im.
    I missed my country .

  3. gossy mercedes dice:

    TIENES UNA FORMA TAN CRIOLLA DE DECIR LAS COSAS QUE ME ENCANTA MIJA. AHORA TU TODOS ESTOS “COMO TE IBA CONTANDO LOS TIENES EN UN LIBRO YO QUIERO UN LIBRO CON TODA LA RECOPILACIÓN TUYA ME AVISAS OYO

  4. América dice:

    Carola Carola como le oí decir a Chavez… Eres única y si quisiera ese Libro sobre todos tus escritos… Chavez nunca morirá!!! Ahora está más vivo que nunca…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s