Hablemos de corrupción

 

 

corrupcion5

 

Cuando se habla de corrupción, siempre se hace señalando al otro y el otro es siempre el gobierno. Solo es corrupto el funcionario público y se habla solo de corruptos, nunca de corruptores, olvidando que ese tango se baila entre dos.

Es tan contradictorio ver a alguien defendiendo, por ejemplo, el derecho del empresario a importar a dólar subsidiado y vender a dólar cucutizado, porque, pobrecito, cómo va a sobrevivir en la opulencia ese señor con márgenes de ganancias tan moderados cuando la nefasta lógica del capital siempre apunta al mayor beneficio a cambio de la mínima inversión. Es contradictorio también justificar los precios especulativos que nos despluman porque, según, y yo sí creo que es cierto, en las aduanas, funcionarios inescrupulosos cobran tarifas por debajo de bajo la mesa para liberar la mercancía. Corrupto el funcionario, que lo es, pero no quien paga la tajada y traslada el precio a los pendejos los justifican y a los que no los justificamos también. Pretender que denunciaran, que se unieran en cambote, como se los hacen para pedir dólares, esta vez para denunciar semejante atropello, jamás. Supongo que no se denuncia cuando se tiene rabo de paja, no vaya a ser que tu declaración de aduanas no se corresponda con lo que declaraste en Cadivi-Cencoex. No vaya a ser que arda un candelero.

Ya veremos, por cierto, si AN opositora destapa el caso de las empresas de maletín sin cerrarlo rapidito apenas aparezcan los nombres que manejan el capital, los de siempre, con su lógica, ya sabes, con la manos en la masa. Otra vez el rabo de paja.

Rechazar la corrupción a la vez que se sostiene que raspar cupos es un derecho, es el pan nuestro de cada día. El raspacupismo se institucionalizó de tal modo que conozco el caso de una persona decente que viajó y no gastó todo su cupo, cosa que encendió las alarmas, no solo entre amigos y vecinos, que la creyeron enferma, sino en el mismísimo CADIVI que la creyó sospechosa. Allá las computadoras gritaron su alerta y la amiga fue citada con carácter de urgencia para que explicara su peligrosa actitud. Su respuesta fue inaceptable para la institución: “No tuve que gastar tanto”. Inmediatamente, para salvaguardar a la Patria, esa usuaria fue bloqueada del sistema, dándole la razón quienes le decían que era una gafa. Por cierto, la gafa es funcionaria del gobierno, una de tantísimos funcionarios honestos que, a la hora de acusar al gobierno, preferimos invisibilizar.

Presos por estafar con viviendas de la GMVV, un titular que uno lee a cada rato. Siempre hay listas de estafados, “víctimas” de un funcionario corrupto, o tantas veces, de uno que se hace pasar por funcionario para ofrecer un apartamento bajo cuerda, a cambio, por supuesto, de una tajada. El que pagó la tajada para saltarse la lista donde esperan su turno, pacientemente, a veces, desesperadamente, un montón de personas, ¿es una víctima? Pues víctimas les dicen y todos tenemos que conmovernos con sus casos porque a la hora de justificarse siempre hay excusas y las necesidades de unos parecen ser más importantes que las del resto, y más si pueden pagar.

Justificar es el lema. Para corromperse hay mil razones, todas ellas socialmente aceptables. La culpa es de otro, nunca nuestra, así que, listo el pollo, a dormir con nuestra inconsciencia tranquila.

La corrupción, descubrí un día, es mala según quién se embarre. Si el que aparece de un día para otro con una mega camioneta, casa en Panamá, Miami o Madrid, derrochando en restaurantes caros, es amigo, “¡Coño, Fulanito si tiene suerte!”. Llueven los aplausos para Fulanito que sacó un contratote con tal ministerio, pagando comisión, tu sabes, porque este gobierno es corrupto y Fulanito, que es un hombre de los negocios, no peló ese boche.

Tengo mi propia historia, de primerita mano: Cuando Chávez me llamó en 2011, las mismas personas que me habían bloqueado en Facebook apenas me supieron chavista, ahora me mandaban felicitaciones porque había llegado mi hora: “Por fin te vas a resolver”, “piensa en el futuro de tus hijas”, “no seas irresponsable, aprovecha”, “¿no ves que todo el mundo lo hace?”… “¡Hay que ser bien fracasado, dejar pasar esa oportunidad de oro, pendeja!” . Y de vuelta a ser borrada de sus vidas por ser una vil chavista que apoya a este gobierno corrupto y bla, bla, bla, bla…

En fin, seamos honestos, hablemos de corrupción.

Anuncios

7 comentarios on “Hablemos de corrupción”

  1. Muy cierto, buscamos al corrupto que asignó los dolares a empresas de maletín, pero no al dueño de la empresa de maletín. Corrupto es el fiscal que no pone la multa al negocio porque le pasaron “una vainita”, pero el que pagó la “vainita” para que lo dejaran hacer lo que le dá la gana no es corrupto. Se ataca al gobierno por no castigar a quienes nos roban diariamente con el precio de todos los productos, pero a estos últimos (que no comulgan con el gobierno precisamente) los eximimos de toda culpa. Así las cosas.

  2. christian parra dice:

    Carola… siempre será un placer irreemplazable leer tus publicaciones, no le falta absolutamente nada, es un honor tenerte del lado de la revolución mi querida @tongorocho

  3. Alfredo dice:

    Ok…

    ¿Las cárceles venezolanas están peor que en la cuarta? ¿Hay más corrupción ahora que antes? Y así MILES de ejemplos más.

  4. ANNY DAMELIO dice:

    MUY ATINADO TU COMENTARIO CON RESPECTO A LAS SUPUESTAS VICTIMAS, ES VERDAD ESAS PERSONAS QUE SON ESTAFADAS POR OTROS MAS VIVOS, PERO POR HACER COSAS INDEBIDAS DEBERIAN SER PENALIZADOS TAMBIEN.

  5. gracias carola, se te olvido incluir cuando usamos los vehiculos oficiales para hacer diligencias, o chapeamos para no hacer cola, o utilizamos las hojas y las impresoras del trabajo para hacer el trabajo escolar del chamo, o llegamos tarde al trabajo y nos vamos temprano, en fin asi es facil llamar corrupto a todos los funcionarios publicos y como dices obviamos que nosotros estamos mas pendientes de ofrecer alguito para como buenos venezolanos no complicarnos la vida, este debate debe hacerse como dijera cantinflas hablamos como caballeros o como lo que somos

  6. simplemente, tan acertado es el comentario, que al venezolano, para generalizar se nos olvido ser buen ciudadano, pero si critico excelente… Yo si quiero quiero ser socialista y buen ciudadano. Hablemos de corrupción….!!

  7. Nelson Rafael Mendoza Jimenez dice:

    Formidable tu artículo sobre la corrupción Carola, haz manejado el tema con sinceridad revolucionaria y bolivarianamente venezolana. Lamentablemente quienes militamos en la revolución fuera del poder constituido vemos como ésta invade al país y la derecha ha encontrado un campo fértil para entrar en el juego de la corrupción y, si denuncias eres contrarrevolucionario. En Aragua con el gobierno de Isea lo vivimos. Felicitaciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s