Monólogo con manicure

logo

Vengo de emergencia, chica, porque me comí una uña justo a dos días de la boda de Pipo con mi Magaby… Pero claro, ¡cómo no me voy a comer la uña con las angustias que uno tiene que pasar en este país! ¿Tu puedes creer que acaban de llevar a una tal Juana al Panteón Nacional? Sí, allí donde reposan los próceres de la Nación. Imagínate, mijita, ahora ahí han puesto a reposar a un gentío que uno ni saben quiénes son. No les bastó a estos malandros chavistas con que el Negro Primero estuviera en los libros de historia, honor que le concedimos nosotros cuando el país era generoso, cuando no estábamos divididos, cuando éramos felices y no lo sabíamos. Le dimos su espacio al piazo ‘e negro ese que lo único glorioso que hizo fue pedir permiso para morirse irresponsablemente en plena batalla. Y ahí está en la historia, aunque nadie sabe su nombre porque seguro que se llama Reikerson o Maikol. ¿Puede aspirar a más un negro? Pues no, pero ya sabes cómo son estos chavistas que, movidos siempre por el resentimiento y el parejerismo, les dio por llevarlo al Panteón Nacional, junto a Bolívar, que tampoco es santo de mi devoción, pero al menos era un hombre rico, el más rico de Venezuela, una especie de Lorenzo Mendoza de la colonia pero con malas ideas… En fin, que metieron al negro en el Panteón con bombos y platillos, ¿para qué? Para cambiar la historia, para que esta les dé la razón, para que diga que sin el la participación heroica del pueblo -permíteme que me muera de la risa- no habría victorias, imagínate tú…

Ya nos metieron al Negro ese y, no conformes con eso, ahora -¡Oh. Virgen Dorada de Altamira!- instalaron en el Panteón a la tal Juana… ¡Nadie se llama Juana! Juana es nombre de Harina… Pero, ellos, los chavistas, se inventaron la suya, una de apellido Ramírez. Una tal Juana a la que le dicen La Avanzadora… ¿Ves el mensaje subliminal en el asunto? Una negra patenelsuelo, de nombre imposible, avanza hasta la heroica inmortalidad y termina teniendo un tataranieto catire ojos azules llamado Rafaél, que llega a ser ministro y embajador. Es una copia burda del “Si se puede” de Polar… ¡Pues no se puede, caramba! Esto no se debe permitir.

La verdadera historia ya está escrita y no se puede cambiar. Los libertadores, para que lo sepas, eran todos mantuanos, o sea, ricos, o sea, militantes de la MUD. Los héroes fueron ellos. El resto fue un ejército de safriscos parejeros que se les unieron buscando codearse con la flor y nata de la libertad. La historia es una y ya está escrita, repito, y los negros tienen que ocupar el lugar que esa historia, por los siglos de los siglos, les asignó

Juana La Avanzadora, vaya usted a saber qué clase de mujercita sería esa cuando en esos tiempos la mujeres decentes eran de su casa, como debe ser. Imagínate tú si esa, si es que existió, fue capaz de salir adelante de toda la tropa, y que, a avanzar… Una calculadora, eso es lo que era, que lo único que quería era reposar en el Panteón Nacional, mira que yo conozco a las de su clase y son capaces de todo con tal de figurar…

Es que son todos unos sinvergüenzas, y yo no tengo nada en contra de los pobres ni de los negros, valga la redundancia… Mira que yo a ti te tengo estima. Ahí estás, una mujer que viene de abajo y que trabaja en esta peluquería, ahí, asumiendo su lugar, tratando a la clientela de ”Señora fulana” y de “Usted”, con el debido respeto, como debe ser, dándote tu puesto y dándonos el nuestro tan como la historia nos los dio… Si ha sido así desde que el mundo es mundo y yo no veo a nadie quejándose… Los únicos que se quejan son los chavistas, pero como te digo, lo hacen por resentidos sociales, porque nos tienen envidia a los que sí trabajamos, porque pretenden que una simple manicurista como tú gane como si fuera la dueña de la peluquería que fue quien que puso el capital, o sea el dinero, o sea el riesgo, mijita, porque si esta vaina quiebra, tú conseguirás otro trabajito por ahí pero ¿quién le repone la inversión a esa pobre dueña? Y peor, Si todas esos pobres dueños quiebran, como quiere el chavismo ¿quién te va a dar trabajito? Ahí tienes, podrán decir muchas cosas de nosotros, pero, como dijo Guillermo Zuloaga, seremos lo que seremos, pero damos empleo…

Total, mijita, que no andes creyéndote cuentos chavistas, que ni hay héroes negros como tampoco hay angelitos negros, por mucho que se lo pidiera el poeta al “pintor nacido en mi tierra, oye, en mi tierra con el pincel extranjero…” ¿Y cómo no va a ser extranjero el pincel, si en este país no se produce nada? Producción, esto se soluciona con producción, pero claro, el gobierno no nos da dólares para importar lo que debemos producir aquí para que no tengamos que importar y empecemos a producir, pero no nos dan los dólares…

¿Ya terminaste? Mira que en mi vida vi una manicurista más lenta… Por eso es que este país no sale de abajo, porque en lugar de trabajar, andan con la cabeza llena de Juana la Avanzadora, y esas historias torcidas que pretenden hacernos creer que cualquier zarrapastroso puede ser un héroe de nivel de Panteón, y de ahí a que cualquier autobusero zarrapastroso pueda ser Presidente de mi país. ¡No es no!

¿Listo? ¡Por fin, mijita! Toma tu propina y perdona que sea tan poca, pero este país se está cayendo a pedazos, eso sí, hasta el 6D cuando, con tu voto y el mío, unidas por una sola Venezuela donde quepamos todos, todo esto va a cambiar, empezando por lo de la tal Juana y la merienda de negros que nos han montado en el Panteón.

.

Anuncios

One Comment on “Monólogo con manicure”

  1. ramon maldonado dice:

    como siempre buenisimos tu comentarios, soy un seguidor tuyo que siempre lee tus escritos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s