Yo, acaparadora

Escasez-en-Venezuela_1-600x300

Esta semana, cuando a mi vecino se le dañó su nevera y me pidió un espacio en la mía para guardar algunas cosas que se le iban a dañar, hice un descubrimiento tremendo. Abrí el congelador atestado de cosas y empecé a despejar una repisa: harina de trigo, harina de trigo, harina de trigo… ¡cinco kilos de harina de trigo! ¡Cuándo en mi vida!

Días más tarde le comentaba a mi esposo mi preocupación porque en el supermercado no había arroz y solo me quedaba medio kilo. ¿Medio kilo? Mira la cava que está sobre la nevera. Bajó la caba y como quien abre el cofre del tesoro sin saber que el tesoro está adentro, descubrí que tenía varios kilos de arroz y varios de pasta, suficiente para muchos almuerzo, mucho más de lo que normalmente suelo tener en casa.

Fue así como hice una lista de productos “escasos” y empecé a revisar: Jabón de ropa, tres bolsas de 2.7 kilos: jabón de baño: 12 pastillas, desodorante de mujer (para mi hija y yo): 6 potes, desodorante de hombre (solo para mi Gordo): 8, afeitadoras: 12 azules y 12 rosadas, champú: 3 frascos, toallas sanitarias, casi 300 unidades, aceite: 11 litros, arroz, harina, granos variados, pues, ya les dije. En fin, que descubrí que en casa tengo almacenados cuatro, cinco, seis, veces la cantidad de productos que solía tener hace un año.

Hago mi compra semanalmente, no he hecho, hasta ahora, ni una sola cola, y jamás he comprado a un bachaquero. Compro lo que consigo, cuando lo consigo, compro siempre menos del límite que dicen en el mercado. Yo hasta peleo por mi derecho a levar un solo litro de aceite cuando me quieren poner a comprar dos, porque son dos por persona, señora, aproveche que se acaba y mañana no va a conseguir… ¿Cómo es que me convertí en una acaparadora doméstica?

La guerra psicológica permea aún a quienes juramos que la estamos combatiendo y venciendo. Yo, jurando que solo compraba lo que necesito. Yo, desde mi programa de radio llamando a la conciencia, a no dejarse arrollar por la psicosis de las compras nerviosas, y mira tú , terminé atapuzando mi casa de cosas que me van a durar, algunas de ellas, hasta el año que viene.

Les cuento esto porque, como les dije, yo he tratado de no caer en el juego que ha llevado a mis amigas a anular una ducha de sus casas para almacenar allí el papel toilet, y aún tratando, me convertí en parte de la razón de la escasez, que más que escasez es una deslocalización de los productos, es decir que los productos están, pero no en los anaqueles sino en las neveras, despensas, y hasta las duchas de las casas. Esto sin hablar de los bachaqueros que son los mayores deslocalizadores de productos.

Los supermercados reconocen que han recibido y vendido un tercio de productos más que el año pasado. Algunos admiten que, ya en mayo, han vendido lo que proyectaron vender durante todo el año. Bravos no están…

Todo lo contrario, los supermercados han descubierto una veta y difícilmente van a querer dejar de explotarla. He visto, con estos ojitos almendrados, cómo han inducido la escasez de productos de un día para otro. Les cuento, por ejemplo, la historia de la sal: Todas las semanas, el anaquel de la sal estaba llenito. Fui un martes y lo vi lleno, volví el miércoles a comprar las zanahorias que había olvidado, y me encuentro con la sal sobre una paleta, ahí, en medio del lugar donde ponen las paletas de los productos “escasos”. Inmediatamente, la gente empezó a comprar la sal en bultos de diez saquitos de a kilo, y las cajas campaneando, clin, clin, clin… Desde entonces, no hay sal, perdón, me corrijo: donde estaban los saquitos de sal, ahora hay frascos de medio kilo de sal marina, sal parrillera, sal gruesa, sal gourmet, todos de la misma marca del la sal de saquito que ya no se encuentra, eso sí, todos a tres veces su precio. Así los vi hacerlo, durante todos estos meses, con la leche, el café, el arroz, y todos estos productos que no se encuentran y que nosotros tenemos en casa de más por temor a no poder encontrarlos el día que los vayamos a comprar.

Es todo un sistema de angustia que han perfeccionado ante nuestra ciega mirada. Uno ve el movimiento mientras hace el mercado: llega un gerente y empieza a armar una barricada. La gente le pregunta qué van a vender, el gerente responde que no está autorizado para dar esa información. Ahí, frente a la barricada se empieza a armar una cola de personas que no saben qué van a comprar, lo que sea, no importa. Los bachaqueros ganan en la fila porque tienen todo el tiempo del mundo para esperar, otras personas se suman a la cola porque uno nunca sabe, yo voy haciendo mi compra ligando que, antes de que termine de hacerla, saquen el producto misterioso a ver si yo lo necesito; ligando a que, si lo necesito, la cola baje antes de que me tenga que ir a buscar a mi hija al colegio.

Partida, papel toilet, champú, jabón y café. Bachacos del fiesta, las cajas colapsadas, y una cola que baja y me permite pelear con el muchacho del supermercado que quiere que me lleve de todo y yo que solo quiero café.

Mientras tanto, las cajas campaneando, clin, clin, clin, los anaqueles vacíos y nosotros, víctimas de locura, convirtiendo nuestras las despensas en paraísos de gorgojos, culpemaduro, claro…

Anuncios

14 comentarios on “Yo, acaparadora”

  1. Lizardo Sánchez dice:

    Si para conocer al enemigo basta con salir a la calle y mirar . . . . está en los lugares mas inesperados, y en ocasiones dentro de uno.

  2. jesus garcia dice:

    Es increible como todos nosotros sin intencion muchas veces, hacemos que un producto cualquiera escasee. Todos tenemos la responsabilidad y la conciencia para que esto no siga

  3. abdon.gauna@hotmail.com dice:

    Lamentablemente camarada,es el pan de cada dia,hay que tomarlo con tranquilidad,menear lo como al whisky,al PDVAL de aqui,hay q llegar a la una de la mañana,y consigues 20 quienes no estan pero un samaritano les guarda puesto,y los enfermos,minusválidos,discapacitados,preñadas,como han aumentado,el vinagre desapareció,hace una semana en un local q esta cerca del mercado,”comercial gouveia” venden al por mayor y detallan tambien,vi sacar vinagre envasados en galon,para donde lo llevaron? Ya debe estar en Aruba
    Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.

  4. Exactamente Carola, como lo cuentas. Muchas veces me pregunto si es otra prueba que debemos superar, en este proceso largo y difícil, para llegar a un estado de conciencia social necesario para lograr la Patria Buena que nuestro amado Comandante Eterno soñó y por la que nos enseñó a luchar.

  5. Nubis Baez dice:

    Caramba, creo que una mejor descripción de lo que está aconteciendo en nuestro país, imposible. Excelente artículo, sólo me resta plasmar mi preocupación: ¿Qué podemos hacer?

  6. Lagunita Express dice:

    Voy a aprovechar tu artículo para ver si Nicolas lee que en Pdval de Pto Ordaz, no permiten la entrada a personas a las 12m (cierran a las 3pm) incluyendo personas de edad avanzada, por “orden de la gerente…” Será como en los Bicentenarios de Puerto La Cruz…Gerentes de esa raza especial que hace negocio con los productos y el pueblo que se joda…?

    Saludos Carola, pronto voy pa’ Laisla.,,,!

  7. Carina dice:

    Los empresaurios nos han convertido en supervivencialistas porque les resulta tremendo negocio.

    Wikipedia:

    Survivalismo

    Survivalism (Survivalismo) es el nombre en inglés que recibe el movimiento de individuos o grupos (llamados en inglés “survivalists”) quienes se preparan activamente para una posible futura alteración del orden político o social, ya sea a nivel local, regional, nacional o internacional. Los survivalistas frecuentemente se preparan con anticipación para estos acontecimientos ya sea recibiendo entrenamiento médico, almacenando agua y alimentos, preparándose para la defensa propia o el autoabastecimiento, y/o construyendo edificios que los ayudarán a sobrevivir y a refugiarse.
    (…)
    Los preparativos más comunes incluyen preparar un refugio, en un lugar seguro, así como el almacenamiento de agua y alimentos no perecederos, conservas, provisiones, equipo para potabilizar el agua, ropa de abrigo, semillas, leña, combustible, armas de fuego, municiones, armas de caza y defensa propia, equipo médico de primeros auxilios, así como herramientas para la agricultura. Muchas personas no hacen todos estos preparativos, los survivalistas si lo hacen, ya que su modo de vida consiste en estar preparados.

  8. @taymerchan dice:

    Me pasa tal cual!!! nunca me ha faltado ningún producto y nunca he hecho grandes colas por ellos. Mi abuela no hace arepas, pero no puede ver harina de maiz por que la compra. Igual con la leche en polvo y otros productos. Y en estos días compró hasta fórmula y compotas sin saber para qué eran, pero “porcia” por que todos los llevaban desesperados. La guerra es dura! y como siempre, los que se lucran son los vivos y los poderosos.

  9. Luis Er dice:

    Me imagino que vives en una Venezuela paralela, que ridiculez y borregos. Con lo rico que es este país no debemos estar en esas condiciones ya vamos para mas de un año en este peo de la escacez. No insulten la inteligencia de los demás

  10. Milton Pérez dice:

    jijiji le debería haber dolido…pero si no la tiene ni cuenta se dió.
    Saludos Dra.

  11. Arnónima dice:

    ¡Que bueno esta este blog! Que dicha haberte encontrado Carola, y que tristeza no poder compartirte en mis redes pa`no calarme los insultos de la gente… pero así estamos.
    Igual me lo gozo
    Gracias!

  12. Armando dice:

    La verdad que nosotros los venezolanos no queremos o no nos dejan hacer conciencia de nuestra potencialidad como pueblo, vivo en el estado Zulia y aquì el acaparamiento,la especulaciòn, el bachaqueo y el contrabando nos tienen hasta el cogote…las autoridades no se sienten y las colas son igualitas de largas y con tiempo extra de espera con captahuellas, orden de parte de la GNB, organizaciòn de parte de la SUNDEE…total,yo no entiendo que es lo que pasa o no funciona…tengo una vecina que es opositora y tiene un pequeño negocio de charcuterìa y le ofrecieron vender combos de Mercal a precio justo y lo hizo por dos dìas nada màs…¿Por què? le preguntè echo el pendejo…y me respondiò: ¡Nojoda, por que al otro dìa vì las mismas caras del dìa anterior y yo en ese vainero no me voy a meter!..que les parece?

    El problema es moral y falta de formaciòn ideologica firme…cuando el gobierno intenta hacer algo al respecto,entonces todos chillan que el gobierno no sirve pa’ una mierda!! Coño, quièn los entiende? A nuestro pueblo le falta mucho para enderezar esos entuertos viejos que aùn permanecen en nuestra psique colectiva…el Comandante nos alertò mucho sobre eso y no debemos olvidarlo…es una guerra, no cabe la menor duda y aparenta estar ganando terreno…pero no debemos doblegarnos, no se la pongamos fàcil a quienes pretenden apoderarse de lo que es nuestro!!!!!

  13. Jordan Mosse dice:

    Camaradas, lo que deberíamos hacer es coordinar con la gente de los concejos comunales y hacer un mega mezcal donde cada uno de nosotros ofreceremos los productos que tenemos en nuestro hogar y que les pueda servir a otros. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s