¿Nos dejamos?

buhoneros

En Porlamar hay un ciber café donde venden jabón, papel higiénico, azúcar, leche, harina de maíz a precios exorbitantes. Un día llegó un fiscal del SUNDEE y se hizo una venta controlada. Al día siguiente abrió el ciber café y vendió jabón, papel higiénico, azúcar, leche, harina de maíz a precios exorbitantes.

En el terminal de Porlamar cualquiera se sienta en la acera, a plena luz del día, con dos champú, y una bolsita de jabón de lavar ropa que compró más temprano y ahí, en dos minutos hace el día vendiéndolo a alguien que madrugó, no para bachaquear sino para ir cumplir con sus ocho horas de trabajo. Por ahí pasó el SUNDEE y el bachaquero recogió sus cosas porque mañana será otro día.

La vecina de un edificio en Juan Griego vende productos “escasos” a sus propios vecinos por un ojo de la cara. Ahí ¿cómo hace el SUNDEE?

El gobierno debería hacer algo, me dicen en la calle, y yo creo que tienen parte de razón pero no toda. El gobierno tiene el deber de aplicar las medidas que anuncia sin las demoras y prórrogas eternas que terminan diluyendo, no solo a la medida misma sino también la esperanza.

Siento que falta también una acción de los organismos de seguridad del Estado para, desde la misma cola, penetrar y deshilachar la maraña de redes de extorsión comercial cuya cabeza encontrarán, seguramente, no en un barrio pobre sino en casas opulentas de unos señorones que nos están haciendo una guerra, eso sí, sin ponerse un casco para no despeinarse sus impecables copetes.

Pero una guerra no se gana solo con generales, para ganarla se necesitan soldados y ahí es a donde quería llegar.

Desde lo chiquito, lo individual; el ciber café de Porlamar, así como el tipo del terminal o la vecina que se inventó un bodega clandestina de propiedad horizontal, no existirían si no hubiera quién les pague rescate por los productos que ellos nos secuestraron. Hacer un ejercicio de razón y conciencia, negarse a ser extorsionado por productos que en su mayoría son sustituibles cuando no prescindibles. El bachaqueo, en esta guerra, es uno de los frentes al alcance de nuestras manos y de nuestras desiciones. Y ni hablar si actuamos desde la comunidad organizada.

Actuamos, o nos dejamos torcer el brazo, los bolsillos y la vida mientras nos quejamos inútil y amargamente.

Anuncios

14 comentarios on “¿Nos dejamos?”

  1. Judith dice:

    Debemos fomentar y practicar la cultura del boicot. Unos ejemplos: En diciembre vi muchas panaderías con panes de jamón a precios exorbitantes. Después del 24 quedaron muchísimos de eso panes quedaron “frios” y les bajaron el precio drasticamente. El 2 de enero muchos terminaron venndiendo las uvas del deseo a casi “2X1”. Estos ejemplos muestran que si se puede crear conciencia y como dices, no caer en el juego del bachaquero, del acaparador, del empresario que quiere actuar a su libre albedrío sin controles. Una campaña de opciones para sustituir esos productos con los que tienen a más de uno gastando hasta lo que no tiene como si fueran imprescindibles.

  2. Bueno yo simplemente no les compro, voy y hago mi colita, aunque odio hacer colas, pero ellos no se van hacer millonarios a costillas de mis necesidades no señor con mi dinero no

  3. Comprarle a los revendedores es convertirse en cómplice de su negocio. Es como el vecino que le compra al malandro del barrio, lo que ese malandro le robó a otro vecino igualito a él, así se alimenta el ciclo y el malandro siempre tendrá un motivo para robar.

  4. billy dice:

    Se dice en la calle que algunos comerciantes,venden parte de su mercancía a bachaqueros en horas de la noche ya veces hasta en el mismo día, especialmente comerciantes chinos. lgo que si observe yo cuando esperaba mi turno para echar gasolina, delante de nosotros estaba un señor con una camionetota, pues bien el susodicho lleno dos tanques delante de todo el mundo. Esto ocurrió en la Estacion de servicio AMPARO en la Circunvalacion No Dos en la ciudad de Maracaibo. Por cierto en conversaciones con la gente me comentaron que esta estación se presta a eso. Ahora bien es muy dificil para PDVSA ver las facturas de esta estación como derrocha la gasolina y es cómplice para el bachaqueo de combustible. Por que no se le quita al administrador esa licencia?. En cuanto a lo de los productos, en abastos y bodegas en los barrios tienen tremendo negocio con los productos y ni la policía ni la guardia hacen absolutamente nada, Es muy dificil ir a comprar algun producto a algunas de estas bodegas y detenerlos infragantis? En otras palabras NO HAY QUIEN LE PONGA EL CASCABEL AL GATO. En Maracaibo esto parece una jungla de unos contra otros. Se perdió la solidaridad entre las gentes. Yo debo tener como dos meses que no compro en automercados y en los Mercal es imposible a menos que quieras agarrarte a puños con los que guardan los puestos. El presidente está solo en su lucha, por esos las medidas que tome nunca dan resultados, y esto sin mencionar los medicamentos

    • Ya el cuento de los comerciantes chinos apesta- ¿Por qué con los chinos? Igual hacen los comerciantes portugueses, italianos, españoles, colombianos y hasta venezolanos. No hay control, todo el mundo vende y revende al precio que le da la gana. Hace falta una legislación que impida la usura, el acaparamiento y el contrabando. Y las autoridades deben hacer su parte, ganchos y a la cárcel a todo tipo de delincuentes!!

  5. Oscar Grau dice:

    En realidad estoy de acuerdo con ese boycot cotidiano pero…..
    La cosa es que no podemos caer tampoco en eso de no reconocer las faltas propias. Hace un año estaban por publicar el precio justo de los carros y nos quedamos esperando hasta el sol de hoy. La ley de precios justo es como una leyenda de fabulas. Productos como el CEMENTO (monopolio del estado) no se puede conseguir al menos que pagues una fortuna a un c…o de su madre o haces una cola gigante para que te vendan 5 sacos y va que chuta. cual es la excusa ahí???
    Así como es verdad que hay que reaccionar y actuar contra ese bachaqueo, también hay que levantar la voz, criticar y reclamar al gobierno por sus metidas de pata, por decirlo suave.
    A veces tengo la sensación de que la situación es de “sálvese quien pueda” y como pueda mientras el gobierno promete resolver todo en un futuro, que como buen futuro, nunca llega.
    Esa ineficacia es una irresponsabilidad gigante sabiendo que permitir tal estado de impotencia en la población puede traer consecuencias electorales que después podría traer una inestabilidad social que nadie quiere.
    Ni pensar que la derecha arreglaría todo esto,. Sabemos que no, pero el gobierno tampoco esta resolviéndolo porque con 5000 carritos de arepera Venezuela no se va resolver y esa tarjeta de abastecimiento seguro suena a mas tierra fértil para la corrupción.
    Tenemos el derecho y el deber de reclamarle al gobierno por todo este revolcon económico que estamos pasando. Se Gobierno implica asumir la responsabilidad del bienestar de los ciudadanos sin excusas.
    Es una guerra económica y el gobierno la esta perdiendo, por ahora.

  6. María Eugenia Quevedo dice:

    En eso concuerdo en un 100% con Carola, si no hay demanda pues obviamente no habrá oferta. Lo que sucede con los venezolanos es que nos han vuelto un país débil que sin pañales desechables no puede vivir y sin harina PAN no puede comer, cuando entendamos que cuando no hay una cosa entonces se busca otra seremos felices y libres del flagelo del capitalismo que a trocha y mocha nos metieron en la sangre en la IV República.

  7. Yajaira Donis dice:

    No le compremos a esos vende Patria, castiguémosle para que se le queden sus productos frios, tengan que rebajarlos al precio justo o se les dañe. Si el pueblo les compra, es como si le premiaramos por esa acción. Merecen más bien nuestro repudio. Son pueblo sin conciencia, hambreador del pueblo de Chavez.

  8. Pedro Picapiedras dice:

    En Acarigua estado Portuguesa, funcionarios policiales compran productos una y otra vez en los establecimientos, los guardan en sus casetas policiales y luego las venden a sobreprecio a los más bolsas, con decir que hasta en guardan los productos en instituciones públicas. A mi me ofrecieron un paquete de pañales XG Huggies por Bs. 800,oo y les dije que se lo metieran por el culo, y unos jabones en polvo que ni el precio les pregunte.

  9. Marynez dice:

    Como dice el dicho, no hay putas sin cabrones, y los dos polos somos los mismos ciudadanos, no hay que comerles finta, con conciencia, sustituir o prescindir de esos productos con que nos estan jodiendo, fijense, he leido recientemente que para la hipertensión es más dañina el azúcar que la sal, nos la esconden? ahí tiene una razón para reducir su consumo, que no hay arroz, que tal un antipasto con muchos vegetales que siempre hay por allí, que tal un carato de arroz o de harina de maíz, o sea las opciones las tenemos, no hay suavizante, use vinagre, bicarbonato y un poco de desinfectante y si no lo tiene los dos anteriores bastan, mucha calma, luego de esto organizarnos y hacerles el boicot de su vida, pero tamién tenemos memoria corta, se nos olvida que esos desgraciados nos quieren matar de hambre y acabar con nuestra economía domestica, por ejemplo en mi fase, siempre estoy posteando comidas, recetas naturales que pueden ayudar a superar esto, y sobre todo, no perder la alegría, porque esos somos, alegría, ellos el odio y la muerte, nos asiste la razón, nuestra causa es justa…Dios Proveerá!!

  10. Luis A Zambrano C dice:

    Hola linda Carola. Gracias por tu ayuda a la revolución. Besos y abrazos

  11. Arisabel dice:

    Totalmente de acuerdo, desde 2002-2003 cuando intentaron matar al pueblo de hambre decidí boicotear a “Empresas Polar” esto quiere decir que no consumo nada de esos ladrones, compro harina de maíz cuando consigo harina Juana, La Lucha o Venezuela si no salcocho yuca o platano; aceite cualquiera que no sea Mazeite; cuando voy de compras reviso las etiquetas de los productos que no conozco y si es de esa empresucha lo dejo a un lado, más nunca me tomé una cerveza de dicha cadena ni brindada!!! El problema que tenemos es el consumismo irracional al que nos ha llevado este sistema capitalista, veo con horror a las madres comprando pañales XXG para sus “bebés” de 3 años cuando mi hija y todos mis sobrinos pedían el bacinilla al comenzar a caminar, y ahora andan con ese bulto en el trasero hasta los 5 años, para mi sinverguenzura de las madres!!! Simplemente debemos cambiar nuestra manera de pensar y actuar, ser un poco autosustentables o por lo menos buscar alternativas, y no comprar a los especuladores, bachaqueros y trimarditos revendedores ya que le hacemos un flaco favor al país pagando artículos con sobreprecio!!!

  12. freddy p tortolero t dice:

    HOla aca en Lara el pan de jamon lo vendieron a precios solidarios no eran una cosa del otro mundo, a bs 200, 270 y 300 los mejorcitos, en las panaderias del este, como todo este en Venezuela, los vendieron sobre 450 bs, por alla’ viven los sifrinos y pagan lo que les pidan por que ellos compiten entre si para ver quien lo paga mas “caro “


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s