A la sombra de un sombrío Samán


Samán
 

Alerta del Frente de damas indignadas con todo lo que haga el gobierno.

Después de varios meses de silencio, sintiendo que ya estamos llegando al llegadero, al borde del precipicio, frente a los ojos llameantes del comunismo que amenaza más que nunca al mundo que conocimos, al mundo que valoramos… Señoras, la educación, el refinamiento, el buen gusto, el progreso, el derecho a nuestros privilegios; todo, señoras, ¡Todo! pende de un hilo, o peor, pende de un Samán…

Teníamos en marcha una eleboradísima y conveniente estrategia: matar de hambre a los muertos de hambre haciéndonos ricos mientras los matábamos. Golpe económico, el plan perfecto. Pero este pobre país no sabe sino de imperfecciones ahora sumadas al comunismo que nos está matando. En esas condiciones no hay plan perfecto que valga.

Con el kilo de queso blanco a precio de caviar, escondidos el papel toilet, la leche, y la harina para hacer aquellas malas, redondas y autóctonas imitaciones de pan. Titulando en avances noticiosos futuras escaseces, caceroleras en crisis haciendo compras nerviosas, contagiando con sus nervios hasta a los más templados, generando caos, incertidumbre, hastío… “Maduro no es Chávez” susurramos para que susurren…

Con todos los ases en la manga, sorbiendo té negro como el alma que no tengo, esperaba de lejos el estallido social. Estalló mi teléfono: “¡Regresó Samán!”.

Regresó el atraso, el manotazo a la mano invisible cuyos hilos manejo yo, regresó el veto al arroz saborizado. Regresa la vil degradación de tener que pelar ajos con sus propias manos, estimadas señoras de la clase media, con sus uñas que olerán a aliño porque al comunismo la da la gana, bueno, sus uñas señoras, porque yo no cocino, yo tengo cocinera; yo Soy Marifer Popof.

Samán es un atentado a la dignidad y al manicure. Por eso, señoras mías -nunca mejor dicho-, os convoco a tomar los paquetes de arroz que acaparáis en vuestras alacenas. A apostaros en vuestros supermercado de confianza prestas para emboscar y lanzar arroz en la cara del barbudo comunista ese, que lo único que quiere en la vida es igualaros hacia abajo, haciendo que vuestras uñas huelan a uñas de cocinera. Actuad, mis valientes, y que vuestro arroz derramado nos devuelva un aire de país.

Anuncios

8 comentarios on “A la sombra de un sombrío Samán”

  1. edelis garcia dice:

    La vaina ta jodía Carola, no hemos visto la solución que buscó Nicolás, será que también están acaparando lo que mandó traer desde Argentina,Ecuador, Brasil y Uruguay?
    Impera la traición, la impunidad, la maldad, hay una parte del pueblo que recibe los beneficios de Mercal y Pedeval, pero sigue un sector importante sin recibir estos beneficios, es la clase media, la más lastimada en todo complot económico…
    Este pueblo es noble y paciente, pero se cansa…estamos llevando la vaina con el día a día, arañamos pa ver qué se come hoy y mañana veremos…y también vemos cómo los sueldos y pensiones ya no llegan al próximo pago…ta jodía la vaina!
    Queremos ser optimistas, pero vemos cómo nos golpean y duro, cada día y con los días largos vemos cómo se extiende el acaparamiento, el remarcaje, el abuso, el robo…
    ¿C ómo controlar los grandes y pequeños super, los buhoneros abusadores, cuyas ganancias son tan jugosas que no quieren que esto se acabe!

  2. maria duarte. dice:

    gracias por compartir tan excelente escrito///////tal cual me la calo con ms vecinas///////////////////nosé en que planeta habitan?///////////////

  3. diamela dice:

    certera, como siempre! felicidades!

  4. Quièn a buen àrbol………aquì si es verdad que el gobierno està pelando cable, en Maracaibo, el desabastecimiento es casi total.Allanaron, decomisaron a los buhoneros de las pulgas por que vendìan caro, ahora no venden y si lo hacen es cariiiiiiiiiiisssssssssssssiiiiiiiiiiiimmmmoooooooo.Alerta roja, hay aquì por ej, una papeleta de leche con precio viejo sabeis a como te la venden, vos veis si la comprais a 150 bs, un kilo de arroz a 27, harina de maìz a 40 y paro.Soy de los que amanece en los bicentenarios para comprar pollo a 18.750 , ya que en las pulgas lo hacen a 32 bs, la carne roja a 100 y el pescado el màs barato a 60-ISi llamaiis a Indepabis teneis que estar oyendo como media hora mùsica instrumental venezolana, si es que te atienden.Es la realidad.

  5. Lagunita Express dice:

    Yo veo con horror como se anuncian abastecimiento y que se termina la escases y sigo viendo colas inhumanas en todos lados.

    Estuve una semanita en Margarita y no pude comprar ni un solo kilo de harina de maíz, sinque en Ratan (en todas sus múltiples ubicaciones), Central Madeirense, etc. etc. etc., me mandaran con el carrito de la compra a hacer una cola en medio del sol, para que me den un numero y asi acceder después de broncearme obligatoriamente, a 3 kilos de harina y uno de leche.
    Pues no comí arepas, no compré leche. No tolero que se le permita a estos abusadores y cómplices del golpe económico, que le hagan esto al pueblo.
    Según no reciben dólares y los bodegones están repletos cmo nunca de bebidas de todo tipo, pero al triple de su precio. Entonces?
    Si tienen el producto y lo están racionando, por qué carajo la gente tiene que pararse por horas fuera del local para obtenerlo????
    No lo comprendo ni lo comparto. Espero que Samán detenga esto cuanto antes, porque por esas colas se diluyen votos y mas allá de los votos la paciencia del pueblo.
    Genial como siempre Perola!

    Por cierto, las colas abundan en Sto. Tome, Makro y demás supermercados en Puerto Ordaz!

  6. angel garcia dice:

    hola carola dime donde puedo volver a leer tus crónicas de la campaña por favor

  7. Incluso están especulando con productos nacionales. Yo compraba por Chacao un producto hecho en Mérida, lo estában vendiendo a más del doble, de 200 Bs que cuesta en Mérida a 450 Bs. ¡Coño, es un producto nacional! Me lo están vendiendo como si lo importaran, como si Mérida quedara en otro país ¿Aquí también me van a querer meter el strike de los dólares? El vendedor se defendió diciendo que tenía que pasar por tres distruibuidores, le dije que lo que decía podía ser o no ser cierto, que ahora en este país todo el mundo es explicólogo y tratan de venderte su verdad y se aprovechan de tu ignorancia en ciertos temas para convencerte. Al final le dije que pagarle a más del doble que en Mérida me hacía sentir como un idiota y que no pensaba comprarle más el producto. Llevaba años comprándole pero se acabó.

    Yo se que tu te refieres en tu artículo a un sabotaje consciente y de gran escala, a un golpe económico. Pero yo me refiero a actitudes individuales de especulación desligadas de eso, donde no es que lo hacen por perjudicar al país, sino que es la viveza criolla de siempre sumada a un efecto dominó muy poderoso de “si tu me subiste ésto groseramente ahora yo tengo que subirte también para compensar”. Por eso te escribí en otra parte sobre ¿qué dictadura hay aqui? Esto es un desnalgue total.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s