La vida oscura de Clara: ¡Silencio, voz interior!



 

 

Clara, la de la vida oscura, remoja sus pies temblorosos en el agua azul baldosa; sus ojos enrojecidos por el insomnio crónico de quién hace años perdió la paz; su mirada apagada buscando, en la llanura artificial de su nueva piscina, razones para seguir viviendo esta agonía.

Queman como latigazos los risas de sus invitados, el tintinear alegre de los vasos de whisky, el chisporrotear la jugosa punta trasera ardiendo sobre las brasas, que nada tienen que ver con la pesadilla de este comunismo que nos está matando… porque nos está matando, muy a pesar de la fiesta de esta tarde, para celebrar -¡Oh! ¿cómo celebrar en medio de la pesadilla?- su aniversario de bodas… Veinte años no es nada y febril la mirada…

1991: Venezolanos, venezolanas ni se les ocurra casarse, porque el casado casa quiere, y el que quiera casa en esta Venezuela súbdita Fondo Monetario Internacional, tiene tres opciones: pedírsela a papá, lanzarse al vacío al 80% de interés anual, o ser realista y joderse pagando alquiler.

“Yo nunca pagué alquiler ”-se dice Clara como para espantar los recuerdos que están mejor en el olvido-. Vivíamos en un anexo que hizo mi papá… “¡Ahhh! fue rarísimo volver de la luna de miel a mi cuarto de soltera, ahora disfrazado de apartamento tipo estudio con baño y kitchenette en los mismos metros cuadrados que antes llené con peluches y barbies…” La Venezuela de los anexos, casas unifamiliares convertidas en improvisados conjuntos residenciales donde los abuelos, suegros, tíos, cuñados y hermanos vivían juntos y revueltos en un laberinto de tabiques que daba al hogar un nuevo y claustrofóbico aspecto de colmena…

¿Colmena? -Clara sacude la cabeza reacomodando a conveniencia trocitos de memoria-. “Era un apartamentico bien cuchi, perfecto para empezar…” Para empezar a ver que no había por dónde empezar, que había llegado el fin, porque  como dijo entonces, hecho el loco, Carmelo Lauría “habían raspado la olla” y de nuestro país rico en petróleo solo quedaba pobreza y desesperanza.

Casota con piscina, regalo de aniversario, vivienda principal al 11% anual. Contratos suculentos para un negocio en su máximo apogeo, después de más de una década de estado comatoso a causa de un paquetazo… Un recuerdo punzante: 1992, Clara, cacerola en mano, desde una ventana de su hacinado anexo, coreando junto a todo el país el nombre de la esperanza: ¡Cha-vez, Cha-vez!…

¡Mentira! Los recuerdos mienten. Las apariencias también: La casa, el negocio, las risas…  no son más que espejismos en un país en ruinas que sueña con el autobús del progreso para transitar el camino del capitalismo popular.

¡Cha-vez, Chá-vez! -Insistía la vocecita del recuerdo mientras Clara, desencajada, corría a poner Globovisión.

Anuncios

2 comentarios on “La vida oscura de Clara: ¡Silencio, voz interior!”

  1. Increible que pocos recuerden nuestro pais, ya hace unos 14 anos, cuando nuestro petroleo se iba por el agujero negro del FMI y el BM.

    Cuantos ciudadanos ahora mayores de edad, y de la generacion de los 80, que eramos ninos en aquellos dias, y que nunca nos enterabamos de la realidad de las cosas, ahora somos manipulados, por quienes si saben la verdad pero insisten en mentir.

    Gracias una vez mas, a mi madre y a mi padre, pobres pero trabajadores, surgieron en el mismo hoyo, en la misma pobreza, de un alquiler, del vivir con lo que se pueda, y del mantener a los hijos en la humildad mas profunda. Vivir de la “BECA” en esos tiempos, cuando nos enganaban dandonos zapatos sin coser, y con vestimenta mas pequena de la talla que debiamos portar. Realizados en materias primas quasiplasticas, y dandonos un potesito de leche, que a muchos llegaron hasta intoxicar.

    Hoy en dia, agradezco que mi padre se hundio en esas tasas fluctuantes de credito, que llegaron al 80%, doy gracias a que mi madre trabajo al maximo para mantener un techo alquilado, y a mi padre que por muchas noches no iba a casa, y yo lo acompanaba, a trabajar como ayudante vendiendo verduras, rematando caballos, o cobrandole a los pasajeros el pasaje, y hasta trabajando de pirata para poder sobrevivir… Doy gracias a todos esos esfuerzos, porque yo, yo si supe lo que era vivir en esa Venezuela que mis ex presidentes regalaron… Hoy en dia doy gracias a toda esa gran humildad que vivi, y a esas realidades que pase… para poder decir hoy en dia, que NUNCA mas volvere a dejar que eso ocurra en mi pais, que nunca mas permitire que nadie, absolutamente nadie deje de conocer la realidad de lo que es vivir en el borde economico, bajo la amenaza y el hallanamiento, la suspension de las garantias, y de las villanas rafagas de tiros que azotaron muchas veces mi humilde morada; gracias a un presidente que ordenaba a el ejercito a bombardear y matar.

    Que triste es saber que muchos de los que tienen mi edad, y que vivian mejor, opinan tan diferente, porque evidentemente desconocen la realidad!

    A mi vienen recuerdos de un 2002, cuando mi abuela me apreto fuerte, mientras esperabamos el saqueo de un supermercado, y me dijo al oido “en el saqueo aquel, encontraron a la gente muerte dentro de las neveras hijo, que dios nos proteja”… a mi vienen recuerdos de cuando mis tios y mi padre no llegaban a la casa, y desconociamos el paradero de ellos, ya que trabajaban en el interior y la vida no se garantizaba; a mi vienen recuerdos de como requisaban mi casa, en busca de lo que fuese, y nos apuntaban con un FAL, en busca de cualquier cosa porque era el HALLANAMIENTO; a mi vienen tantos recuerdos, que pocos son capaces de recordar, porque una vez mas, la television, el celular y el chisme nos han hecho olvidar….

    Pedro Almeidas

  2. carlos quiñones dice:

    Hola Carola

    Tus articulos me gustan ; sabes que a un hijo de Clara le dieron una Canaimita en un Colegio Privado: Sera que la va a aceptar
    Prepara un articulo sobre la Canaima que le dieron al hijo de Clara
    Saludos y sigue adelante

    Carlos Quiñones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s