La palabra es Martín


Martín García, hasta hace una semana, era un amigo detrás una dirección de correo electrónico, era pocas palabras, en arial 12, amables, precisas, cariñosas, hasta hace una semana no sabía cómo era la voz bonita de Martín.

Sabía que Martín se reunía con un grupo de gente cada lunes en un lugar que fui construyendo en mi cabezota con retazos de de fotos y conversaciones, con fantásticas distorsiones, producto del deseo de poder estar ahí cualquiera de esos lunes que prometían amigos, vino y militancia.

Sabía que Martín era mi amigo, que me tenía cariño y yo también lo quería. Mi amigo de pocas palabras dulces. Lo tenía definidito a Martín en mi cabeza, lo tenía clarito hasta que llegué a Buenos Aires para descubrir que Martín era mucha más de lo que esta cabezota se podía imaginar.

Lo primero fue ponerle, por fin, voz a sus palabras y resultó ser una voz bonita interrumpida por su risa franca y frecuente. Porque es reilón Martín. Luego vino ponerle cara y no hubo cara más perfecta que la cara de sonrisa inevitable con la que Martín anda por la vida.

Resulta que Martín es un dispensador de amor con piernas largas que va dando zancadas y dejando un reguero de ideas, de proyectos que se concretan, de ayuda, de sabiduría, y todo esto con la modestia de quien está convencido de que esa extraordinaria manera de ser es la única manera posible.

Martín es un militante apasionado que cuando canta su himno nacional, que ahora también es mío, lo hace con cara de niño fervoroso, con los ojos cerrados, bien apretaditos de tanto sentirlo, con la cara al cielo argentino que es igualito a su bandera. Y luego lo baila -¡de tanta emoción lo baila!- con un levísimo, casi imperceptible accionar de las rodillas y talones hasta que llega la estrofa final, entonces, sella el momento agitando rítmicamente sus dedos peronistas en V: “¡o juremos con gloria morir!”.

Martín reconforta mis miedos con su sonrisa y una apretón de manos que me reafirma su confianza, y uno dice: Si este hombre inmenso cree en mí, pues, voy a tener que creerme. Y con un brevísimo gesto Martín me regala lo que en toda mi vida no había encontrado. Y asomo mi cabeza de mi cascarón de tortuga y comienzo a andar mi nuevo camino, medio temblorosa, claro, pero segura, gracias al empujón amoroso de mi adorado amigo Martín.

Y aquí estoy, trasnochada, debiéndole a mi cuerpo horas y horas de sueño, barriga llena de bife de chorizo corazón contento, esperando abordar el avión que me llevará a casa con la rara sensación de que al partir estoy dejando también mi casa: Argentina el país de Martín, Rosana, Bardini, Goro. Del vociferante Julio y del parsimonioso Lizardo, de Killian, un duende de Parque Chas, de Silvia y Ana, pacientes y muertas de sueño, El Cardo, Omar… de tantos amigos, tantos compañeros, de tantas cosas que tengo que aprender…

Y busco una palabra que dibuje estos días maravillosos, únicos, intensos, plenos, inolvidables…Y aunque muchas y decidoras, las palabras no alcanzan. Pienso y repienso y se me prende el bombillo: la palabra que busco es Martín. Mi viaje a Buenos Aires fue un viaje Martín.

Anuncios

2 comentarios on “La palabra es Martín”

  1. Yalilí Gil dice:

    MARTÍN:Origen: LatinoSignificado: GuerreroPersonalidad: Por una causa noble es capaz de luchar e incluso sacrificarse.Emocionalmente, su rapidez y precipitación le pueden tornar más distante de lo que en realidad es.Su vida sentimental puede provocarle cambios drásticos en su economía.Improvisación y cambios de humor hacen que se muestre ecléctico con sus amistades y éstas, en más de una ocasión, no sepan como actuar a la viceversa. Un amigo es un amigo y no tiene precio, un amigo es como las espinas y la rosa, como la lluvia y el viento, entonces como dice su himno, que su amistad contigo sea eterna ♫♫Sean eternos los laurelesque supimos conseguir♫♫.

  2. Oliver Reina dice:

    Difícil decir algo más, que lindo, que lindo Carola. Un himno a las cosas bonitas de la vida. Y encima de todas, allá arribota, la amistad colocada en un pedestal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s