La respuesta es: ¡SI!

Ya tenemos una pregunta para nuestra consabida respuesta. La Asamblea Nacional logró formularla como lo haría un novio nervioso que, aún conociendo los deseos desesperados de su enamorada por darle el SI, él viene y se enreda y da dieciséis vueltas antes de lanzar la pregunta.

No todos están conformes con la manera como fue redactada, muchos piensan que es confusa, otros, que le falta o le sobra algo, pero se trata de nuestros diputados que tienden a ser diputadezcos a la hora de sacar estas cosas adelante. -Recuerdo la reforma del 2007-.

El hecho es que tenemos una pregunta para una respuesta que todos conocemos. Casi que me da lo mismo cómo me la formulen mientras que me dejen contestar que SI quiero. Porque SI quiero, no importa que todos lo cargos de elección popular se beneficien con mi SI.

SI quiero y no tengo tiempo para deshilachar la redacción de la ansiada pregunta, no tengo tiempo para confundirme con los mismos argumentos con los que se confunde y pretender confundir la oposición: Que así se perpetuaría Capriles Radonski en Miranda o Morel Rodríguez en Nueva Esparta…

No tengo ni tiempo ni ganas porque no creo que la posibilidad de postularse a un cargo de elección signifique necesariamente la reeleción. Así como para vencer a Chávez la oposición tiene que encontrar un candidato que sea mejor que mi presi, lo mismo aplica para nosotros.

Ganarle a los gobernadores y alcaldes opositores solo requiere, de nuestra parte, presentar candidatos que estén a la altura del pueblo, candidatos que representen lo que mi presi representa, candidatos revolucionarios por dentro y por fuera, que puedan prescindir de sus franelas rojas sin temor a que se les noten otros colores que puedan llevar dentro.

Por esto también digo SI: porque nos vamos a ver obligados a escoger bien a quien postulamos. Nos vamos a ver obligados a revisar, -SI, la primera de la tres erres- cómo los escogemos. Eso, o nos veremos obligados a resignarnos a tener gobernadores y alcaldes de la talla de Radonski o Ledezma, repartidores de bolsas de comida como Morel Rodríguez o filósofos obnubilados por los cantos de ballenas como el de Maracaibo.

Por eso digo SI, para poder votar por por mi presi cada vez que quiera él y nosotros, para que tengamos que postular verdaderos candidatos para gobernadores y alcaldes y para poder vengarme de los diputados que redactaron esa pregunta, tan diputadezcamente, el día que pretendan postularse para su cargo de elección popular.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s