A peso por diente

Diente caído, peso seguro.

Diente caído, moneda de dos colores, niquelada
por fuera y amarillenta al centro.

De noche, bajo la almohada, el Ratón Pérez se
deslizaba y dejando la moneda se llevaba su
diente.

Siempre nos hemos preguntao que haría el Ratón
Pérez con tantos dientes. Imaginábamos cuevas o
escondrijos llenos de seculares dientes, pilas de
ellos, ordenaos quizá por su posición en la boca,
quizá por lugar o apellidos de procedencia.
Dientes criollitos, con conocimiento de arroz con
leche y mazamorra, dientes morenos, tan criollos
como los anteriores, dientes gringos, con sus
historias de comidas extrañas.

Un día no fue así. El representante del Ratón
Pérez se durmió o no tuvo en cuenta su obligación
y la Meme amaneció sin su moneda.

Su indignación me conmovió. Especialmente por
aquello de las expectativas no cumplidas. Miraba
alelada al mundo sin entender por que tan
importante ratón le había fallado.

Pues bien, a la noche siguiente recibe, ya sin
diente puesto bajo la almohada, un peso con diez
centavos. Y una breve nota, en papel de calcar de
dos centímetros por cuatro, con letras
ininteligibles, pequeñas, escritas en alfabeto
desconocido.

Mira la nota y me pregunta que es lo que quería
decir. Se sabe que los padres sabemos todo. Pero
yo no entiendo lengua y mucho menos letra de
ratones, y se lo hice saber. Colegí en voz alta
que sería el peso debido por el diente mas una
indemnización por no haber cumplido, pero en
definitiva no podía aseverar nada, pues, y
repito, no entiendo ni lengua ni letra ratonil.

Se queda curiosa y desconcertada. Mira y remira
la nota, sin saber cual sería la parte de arriba
ni la de abajo. Además el papel traslúcido creaba
la posibilidad de que los ratones escribiesen
atrás pa leer por delante.

La solución de la Meme fue sencilla y lógica.
Como es sabido luego de los padres quien mas sabe
en el mundo es la maestra del colegio. Le lleva el
papel y le explica la situación.

La maestra tampoco le dio respuesta, pero entre
el cuerpo docente de la Escuela Mariano Fragueiro
la Meme se hizo famosa.

Lizardo Sánchez

Anuncios

One Comment on “A peso por diente”

  1. Juan Carlos dice:

    Ya empezaba a extrañar tus historias a pesar de nuestras simpaticas conversas!!!Que tengas un feliz fin de semana (no se si alla es largo, pero aqui si!!!)Besos!!!JC


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s